El surf y las prohibiciones veraniegas

El surf y las prohibiciones veraniegas

825
0
Compartir

Se acerca el verano, el buen tiempo y la playa comienza a cobrar vida tras el “parón invernal”.

Es en estas fechas cuando peor lo pasamos los surfistas mediterráneos, ya que es la época del año en la que menos olas tenemos y a veces se hacen muy largas las esperas para pillar un buen swell.

Aun así, nadie puede negar que coger buenas olas en verano es muchísimo más “gratificante” que en invierno. El solecito y las buenas temperaturas nos ayudan a disfrutar de las olas sin estar metidos en un neopreno y sin estar aguantando temperaturas ambientales que en algunos casos son inferiores a los 10 grados en pleno invierno.

Pero si creemos que en el verano el único problema que vamos a tener para practicar el surf es la falta de olas estamos muy equivocados.

Todos hemos escuchado en los últimos días historias como la de la prohibición de hacer surf por parte del Ayuntamiento de Tapia o la de las multas a los surfistas de Barcelona.

Gracias al blog de Pepito, nos enteramos de que aquí en Valencia también habían sacado una ordenanza que iba a “castigar” a aquellas personas que con bandera amarilla o roja se metieran en el agua.

A continuación os dejamos un extracto de texto en el que se habla sobre el asunto:

Los que se arriesguen este verano a bañarse en las playas de Valencia con bandera roja tendrán que afrontar algo más que las corrientes y el oleaje del mar. Estará ya en vigor la nueva ordenanza que regula las actividades y sanciones en el litoral en lo que respecta al Ayuntamiento. La Policía Local podrá imponer hasta 1.500 euros a aquellos que no hagan caso del aviso de los socorristas.

Es una de las novedades de la normativa aprobada ayer en la comisión de Medio Ambiente y que antes de un mes, cuando se publique en el Boletín Oficial de la Provincia, estará ya en vigor. No obstante, la intención del gobierno municipal es darla a conocer «poco a poco» en lugar de iniciar una campaña masiva de multas. Esa es la razón de que se hayan diseñado ya unos paneles a colocar en todas las playas. Los 14 soportes darán la información más significativa de la ordenanza. «Queremos que los bañistas tengan claro que no hay un afán recaudatorio».

Hasta ahora, la bandera roja era una indicación del estado del mar y los socorristas podían acercarse a la orilla y alertar a la gente con el silbato de que saliesen del agua. Con esta normativa, tienen ya un instrumento añadido para salvaguardar la seguridad de los bañistas, aunque sea recurriendo a la Policía Local como agente de autoridad.

El baño con bandera roja está calificada como falta grave, que va desde los 751 hasta los 1.500 euros. En un tramo anterior, las leves, se sitúa cuando está izada la amarilla. La ordenanza también prevé multas para los padres de niños que se bañen cuando el estado del mar tenga esa calificación. La prohibición también se amplía a discapacitados.

Desde valenciasurf.com nos manifestamos abiertamente contra las multas a surfistas por varios motivos que vamos a intentar razonar a continuación:

  • Si esta medida no es una medida racaudatoria, ¿por qué no están la policía y los socorristas a pie de playa a medidados de diciembre o de enero? ¿Por qué de pronto en verano se preocupan por la “seguridad” de las personas? En cualquier caso preferimos que siga siendo así. Agradecemos a las autoridades que nos dejen practicar nuestro deporte con tranquilidad en épocas en las que nadie se acuerda ni de que existe la playa.
  • Nos parece lógico que se intente salvaguardar la seguridad de simples bañistas, que pueden ser nadadores con poca experiencia, personas mayores y, por lo tanto, con menor capacidad física para desenvolverse en un medio que puede ser muy hostil. Tenemos que decir que la mayoría de los surfistas son deportistas muy acostumbrados a estos estados del mar, ya que en verano es difícil encontrarse con marejadas como las que nos podemos encontrar en mitad del invierno.
  • Posiblemente más de uno y más de dos surfistas estarán mejor físicamente que los socorristas o policías que puedan estar “merodeando” nuestras costas. El mar es un medio muy “particular” y los surfistas conocemos bastante bien las corrientes y las olas de los picos en los que solemos surfear.
  • No sería la primera vez en la que unos surfistas salvan la vida a algún bañista, adelantándose incluso a la intervención de Protección Civil o Cruz Roja. Ahí van unos cuantos ejemplos: Los surfistas salvan vidas, Una mujer es rescatada tras caer con su coche por el acantilado, Dos surfistas salvan a seis de los magrebíes a 20 metros de la costa de Teguise

Los surfistas no nos creemos propietarios de la playa pero sí reclamamos nuestro derecho a practicar el deporte que nos gusta sin sentirnos como delincuentes. ¿Por qué hay que “aguantar” verbenas hasta las 3 de la mañana en fallas? Porque hay gente a la que le gusta esa fiesta y por lo tanto el ayuntamiento da facilidades a las personas para que disfruten de ella. Si a nosotros nos gusta hacer surf, ¿por qué las autoridades no nos respetan y nos dejan practicarlo con tranquilidad? Creemos que las molestias que podemos ocasionar por surfear son mucho menores que cientos de calles cortadas en el centro de Valencia, por poner un ejemplo.

Si tocamos otro tema y sacamos estadísticas de muertes en playas, ¿cuántas de estas personas eran surfistas y cuántas no lo eran?¿No hay más muertes en verano, con un mar mucho más tranqquilo que en invierno?¿Y no fallecen más personas en verano a causa de cortes de digestión o golpes de calor en el mar que surfistas que están practicando su deporte favorito?

Los surfistas vamos a la playa cuando hay olas, ¿o es que también van a prohibir esquiar en las estaciones cuando haya nieve? Las multas a surfistas y demás practicantes de deportes acuáticos como el kite o el windsurf nos parece una medida sin razón, totalmente recaudatoria y que roza lo indignante y así lo queremos manifestar desde este sitio.

Otro tema que se podría sacar es el de la contaminación de las playas. Tenemos que apechugar con el estado del mar en invierno, con la costa totalmente dejada y con un mar lleno de porquería gracias a unos colectores que sueltan “mierda” a destajo. En cambio, en verano que le dan el lavado de cara, no podemos disfrutar de un agua medio decente.

Con este post sólo pretendemos pedir un poco de cordura a las autoridades, que se nos respete como un colectivo numeroso, responsable y plenamente capacitado para disfrutar de un día de olas sin que se nos tenga que advertir ni multar por el posible peligro que corremos.

Buenas olas, si nos dejan …

No hay comentarios

Dejar una respuesta